Filtrar
Reiniciar
Ordenar porPertinencia
vegetarianvegetarian
Reiniciar
  • Ingredientes
  • Dietas
  • Alergias
  • Nutrición
  • Técnicas
  • Cocinas
  • Hora
Sin


6 Beneficios de comer gachas (que no es lo mismo que la avena)

Picos de azúcar en la sangre

  1. Con su sabor intenso y su rica consistencia, las gachas de avena son uno de los platos de desayuno más queridos en todo el mundo. Para muchas familias, es una parte integral de su rutina matutina. Algunos lo prefieren simple, mientras que otros lo cubren con chispas de chocolate negro, frutas secas, nuez moscada, puré de calabaza o mantequilla de maní. Desde una mayor saciedad hasta una mayor energía y concentración mental, los beneficios de las gachas van más allá de la comodidad y la comodidad.

  1. Las gachas se pueden hacer con la mayoría de los granos, incluidos el trigo y el maíz. La avena, por otro lado, solo contiene avena. Ambas opciones son saludables y ricas en nutrientes.

Gachas de avena versus avena

  1. Contrariamente a la creencia popular, la avena y las gachas de avena no son lo mismo. La avena a menudo se come como gachas, pero puede usar otros granos si lo desea. El trigo, el trigo sarraceno, el arroz, el maíz y la cebada son ingredientes populares en las gachas. Por lo tanto, su valor nutricional varía de una receta a la siguiente.

  2. Comer gachas de avena para el desayuno es una forma sencilla y conveniente de alimentar su cuerpo para el día siguiente. Este plato popular está cargado de fibra, magnesio, zinc, hierro, fósforo y carbohidratos complejos que proporcionan energía constante. La avena, por ejemplo, tiene un índice glucémico bajo y tiene un fuerte impacto nutricional. Una taza de avena cruda proporciona:

  3. El germen de trigo, otro ingrediente popular en las gachas de avena, cuenta con 26,6 gramos de proteína, 59,6 gramos de carbohidratos, 15,2 gramos de fibra, 11,2 gramos de grasa y 414 calorías por taza. Estos granos también están cargados de vitaminas B, selenio, manganeso, fósforo y magnesio. Dependiendo de los ingredientes que elija, las gachas de avena contendrán más o menos proteínas, carbohidratos y fibra. La mantequilla de maní, por ejemplo, aumentará su contenido de grasa.

¿Por qué comer gachas para el desayuno?

  1. Este alimento básico para el desayuno está hecho con granos enteros y leche o agua, por lo que es mucho más saludable que los cereales refinados. Debido a su alto contenido de fibra, es fácil de digerir y mantiene sus niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites normales. Si tiene enfermedad celíaca o intolerancia al gluten, considere usar avena en su avena diaria.

  2. Según un metanálisis de 2015 publicado en la revista Nutrients, la avena puede mejorar los lípidos en la sangre y el control glucémico en los diabéticos. Los investigadores atribuyen los beneficios de la avena al beta-glucano, un tipo de fibra soluble que reduce la glucosa en sangre posprandial y aumenta la capacidad del cuerpo para usar insulina. Además, se ha demostrado que estos granos reducen los niveles de colesterol y promueven la pérdida de peso

Gachas y pérdida de peso

  1. Muchas personas que hacen dieta evitan los granos integrales debido a su alto contenido de carbohidratos. La dieta cetogénica, Atkins y otros planes para adelgazar eliminan los granos por completo. Sin embargo, estos alimentos pueden ayudarlo a adelgazar y a perder peso. ¡Comer gachas para el desayuno puede ser exactamente lo que necesita para controlar el hambre y mantenerse lleno durante más tiempo durante todo el día

¿Puede la papilla reducir la inflamación?

  1. Uno de los beneficios menos conocidos de la papilla radica en su capacidad para reducir la inflamación. Los polifenoles en el trigo integral pueden alterar positivamente la microbiota intestinal, aumentando la cantidad de bacterias buenas que regulan los procesos inflamatorios. Un ensayo clínico de 2018, que apareció en el Nutrition Journal, confirma estos hallazgos

  1. Comer gachas para el desayuno podría agregar años a su vida y evitar enfermedades crónicas. Como señala la revista Nutrients, comer dos o tres porciones de granos integrales al día puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar diabetes, cáncer y problemas cardiovasculares. Avena, centeno, trigo y cebada son excelentes opciones.

  2. Los ácidos fenólicos en cereales sin refinar exhiben propiedades antioxidantes, antimicrobianas y antiinflamatorias. Cuando se consumen regularmente, estos nutrientes ayudan a equilibrar la flora intestinal, proteger sus tejidos del estrés oxidativo y mejorar la función digestiva. Los investigadores también señalan que el ácido ferúlico, el ácido cafeico y otros ácidos fenólicos tienen la capacidad de destruir los patógenos, mejorar la respuesta a la insulina y ayudar a controlar el peso.

  1. Lo que hace que las gachas sean tan atractivas es su versatilidad. Este desayuno básico se puede disfrutar de muchas maneras. Si tiene poco tiempo, combine la leche y la avena en una olla y hierva. Cocine hasta que esté suave.

  2. Sea creativo en la cocina y pruebe nuevas recetas de gachas. Cambia la leche de vaca por leche de coco o de almendras, agrega nueces y semillas a la mezcla o sírvelas con bayas de verano congeladas. Para un sabor extra, espolvoree nuez moscada, cardamomo, canela o cacao en polvo sobre gachas. Incluso puedes agregarle un poco de proteína en polvo para alimentar tus entrenamientos matutinos.

  3. Para obtener un sabor a nuez, tuesta la avena antes de cocinarla. Agregue una cucharada de aceite de coco o mantequilla alimentada con pasto si lo desea. Esto dará como resultado una consistencia más espesa y te mantendrá lleno por más tiempo. ¡Sirva sus gachas de la mañana con mantequilla de almendras, manzanas al horno, yogur griego o chips de chocolate negro para obtener un sabor único



Donate - BNB: bnb16ghhqcjctncdczjpawnl36jduaddx5l4eysm5c